Otoño 2014 en Agnone



Las imágenes nos devuelven la sencillez de la gente, las sanas costumbres, la arquitectura clásica, la paz y la tranquilidad. La familia, la sangre y el suelo. La religiosidad de un pueblo y sus costumbres centenarias.





Podría uno imaginarse una suave brisa otoñal, sobre los campos que se tornan amarillentos y los árboles que pierden su follaje. A lo lejos, la modernidad se asoma de la mano de modernas autopistas y vehículos veloces.




El invierno se acerca y llegará la época de pasar largos momentos frente al fuego hogareño, con la "gamba cotta".

Pero con la llegada del invierno, el Sol Invicto nos anunciará que los días volverán a ser más largos, y festejaremos como nuestros ancestros, alrededor del fuego sagrado, que volvemos a acercarnos al Sol que nos da Vida.


Comentarios

  1. I’m not that much of a internet reader to be honest but your blogs really nice, keep it up! I'll go ahead and bookmark your site to come back later on. Cheers all of craigslist

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La emigración en un pueblo de la Italia meridional: Agnone

Comuna de Agnone ofrece paquete turístico para ‘Ndocciata 2015

Impresiones de mi primera visita a Agnone (1996)